Un ingrediente natural y versátil

El aceite de palma es ampliamente utilizado por fabricantes de productos alimenticios y no alimenticios debido a sus beneficios funcionales, versatilidad y amplia disponibilidad. El aceite de palma tiene diversas propiedades culinarias. Ofrece estabilidad a largo plazo, una consistencia semisólida y buenas propiedades conservantes. También tiene un buen comportamiento a altas temperaturas de cocinado. Su textura suave y cremosa y su ausencia de olor lo convierten en un ingrediente perfecto y asequible en muchas recetas, favoreciendo el sabor y la textura.