Sostenibilidad

Las palmas de aceite se cultivan tanto en plantaciones a gran escala como en granjas de agricultura familiar a pequeña escala. El reto de su cultivo sostenible es doble: lograr los rendimientos más altos con el menor impacto posible en la naturaleza. Como resultado del crecimiento demográfico y la prosperidad en países como China e India, la demanda de aceite de palma sigue creciendo con fuerza. Se espera que la producción de aceite de palma crezca a nivel mundial hasta alcanzar más de 68 millones de toneladas para el año 2020. En la mayoría de los países productores, el comercio de aceite de palma tiene el potencial de contribuir de manera significativa al crecimiento económico y a la reducción de la pobreza.

El enfoque a largo plazo

Con este aumento mundial de la demanda de aceite de palma, las extensiones de tierra dedicadas al cultivo del aceite de palma se han expandido rápidamente. El reto es garantizar que la expansión se lleva a cabo de manera sostenible, con respeto por las personas y la naturaleza de los países que representan algunas de las regiones de mayor biodiversidad del planeta. La deforestación y la disminución de las reservas de carbono (áreas que conservan una gran cantidad de carbono) constituyen problemas graves. Si no se gestionan adecuadamente, las producciones de aceite de palma a gran escala pueden afectar negativamente a nuestra valiosa naturaleza, provocar violaciones de los derechos territoriales de la población local yconducir a un uso excesivo de los pesticidas.

CALENDAR EVENTS