ESTILO DE VIDA SALUDABLE

Con el fin de mantener una buena salud, tenemos que centrarnos en que la dieta y el estilo de vida sean saludables. En pocas palabras, un estilo de vida saludable se basa en tres elementos: la variación de los alimentos y comidas, una ingesta energética equilibrada y suficiente actividad física para prevenir el aumento de peso. Una dieta saludable incluye una amplia ingesta de frutas y verduras, una ingesta equilibrada de hidratos de carbono, grasas y proteínas, y evitar el alto consumo de sal, hidratos de carbono, grasas saturadas y grasas trans.

En definitiva

Una dieta sana y equilibrada se basa en la variedad y la moderación. Los alimentos ricos en grasas saturadas requieren un consumo moderado. Desde un punto de vista nutricional, la sustitución del aceite de palma con otras grasas y aceites en los alimentos puede conducir a efectos favorables y desfavorables. Los niveles de consumo actuales de aceite de palma, como sugieren los datos de Francia, no deben plantear una preocupación particular. La sustitución del aceite de palma con otros aceites vegetales o grasas animales requerirá el uso de más tierras para el tonelaje equivalente. Esto puede resultar contraproducente para el medio ambiente. Desde el punto de vista medioambiental, es importante centrarse en la producción sostenible del aceite de palma. Si logramos producir y adquirir aceite de palma de forma responsable, dicho aceite puede responder en gran medida al crecimiento previsto de la demanda mundial de grasas y aceites.